Gentrificación en el Barrio Gótico de Barcelona

Barcelona es una ciudad masificada de turistas. Cada vez más viviendas están siendo ocupadas por personas extranjeras que residen en ellas escasos meses en todo el año. Se trata de turistas que están dispuestos a pagar mucho por un habitáculo. Además, no hacen consumo ni contribuye en los mismos locales que los vecinos de toda la vida. Este fenómeno contribuye a la llamada gentrificación. Vecinos que llevan toda la vida viviendo en el mismo barrio se ven obligados a desplazarse a otros barrios fuera del centro de la ciudad. A continuación, vamos a exponer uno de los casos más paradigmáticos: la gentrificación en el Barrio Gótico de Barcelona.

Embed from Getty Images

Este caso ha sido estudiado a fondo en un artículo que se publicó en la revista Urban Studies: Transnational gentrification, tourism and the formation of ‘foreign only’ enclaves in Barcelona. Su autor principal es Agustín Cocola-Gant, del Instituto de Geografia e Ordenamento do Territorio de la Universidad de Lisboa, que conjuntamente con Toni López-Gay, Doctor en Demografía por la Universitat Autònoma de Barcelona, han analizado la migración de los bareloneses que residían en el Barrio Gótico y tuvieron que marcharse a otros barrios. Cocola-Gant relata cómo la masificación del turismo se retroalimenta en el centro de Barcelona con la gentrificación que provocan los profesionales de Estados Unidos y otros países europeos que buscan en la ciudad una experiencia que añadir a sus vidas. 

Consecuencias

Las consecuencias de este fenómeno tienen un impacto directo en la vivienda. Los barrios del centro acaban siendo de alquiler turístico. Su alquiler pasa a tener unos precios taxativos que pueden llegar a subir a miles de euros a la semana. Además, la gentrificación también tiene efectos secundarios en el espacio público. Se genera una sensación en la que parece que no haya vecinos, debido a que en esa zona hay en si más turistas que residentes habituales. De hecho, el estudio proporciona dadas empíricas, y es que en el Gótico se ha perdido un total del 8% de la población en tan solo los últimos 10 años.

Los «nuevos residentes» són un grupo que alberga edades de entre 20 y 45 años. Es un perfil de persona joven que se calcula que representa ya más del 50% de las personas del Barrio Gótico. Se estima que esta nueva población llegó apenas hace cinco años y tiene las tasas de llegadas y salidas más altas de la ciudad. Este hecho comporta que es un barrio muy activo, pero por este mismo motivo la gente siempre está de paso. Por último, cabe destacar que las cifras están calculadas a partir de datos oficiales. Cabe pensar que mucha gente no está registrada en el padrón, hecho que comportaría unos datos aún más elevados que los expuestos anteriormente.

Turistas paseando con sus maletas en el Barrio Gótico de Barcelona

¡Hasta pronto!

¡Y hasta aquí la explicación sobre la gentrificación en el Barrio Gótico de Barcelona! Esperemos que os sirva para reflexionar y lo compartáis con gente a la que le pueda interesar. Si conocéis algún otra estudio interesante, por favor, no dudéis en dejar el enlace en comentarios y compartirlo así con todos los otros internautas seguidores de la diosa Atenea. También recordad que podéis pedir temas para que se traten en las siguientes entradas del blog. La semana siguiente nos vemos hablando sobre la reacción del cerebro ante una obra de arte abstracta. La diosa Atenea os estará leyendo y respondiendo a cada uno de vosotros. ¡Hasta pronto!

Referencias

Transnational gentrification, tourism and the formation of ‘foreign only’ enclaves in Barcelona. (2020, 3 junio). SAGE Journals. https://journals.sagepub.com/doi/full/10.1177/0042098020916111

Deja una respuesta